Alquería del Pi

En 1836, reinado de Isabel II, los ascendientes de la familia
valenciana Monzó Giménez deciden construir esta casa y su jardín
tras la adquisición de las huertas a la Colegiata de la Puebla de
Valverde (Teruel) con la Desamortización de Mendizabal,
encargando el edificio al Maestro de Obras Leovigildo Palop,
imitando líneas de la Villas Palladianas de Veneto.
El resultado es el conjunto actual, con un espectacular muro
perimetral de casi 400 metros de piedra de las mismas canteras que muchos monumentos de Valencia.

El jardín se inscribe en varias zonas cuyo centro se establece
entorno el Tejo, la Palmera, una fuente con Amorcillo y la Pinada.
Tomando como modelo las villas de la campiña italiana y los
jardines románticos de la época se encargó el proyecto a jardineros
y arbolistas locales que diseñan un jardín de 6000 metros
cuadrados, hoy solo existe en parte, con parterres, pérgolas, bancos
y estatuas con cierta semejanza a los jardines Monforte y
recibiendo el encargo de incluir especies exóticas de Australia,
Japón y Brasil entre otros, así como frutales para todos los días del año.

Jardín semiurbano y con ciertas maneras “a la inglesa”, participa
del declive del típico “hort” o jardín valenciano con especies
autóctonas y heredero del influjo árabe y medieval.

El diseño se remata con un pasillo central, cenador con frescos de
alegorías centroeuropeas del pintor Francesc Plá, zona de hierbas
aromáticas, árboles frutales y una colección de aperos de labranza.
El jardín organizado es superficies no regulares contaba con un
curioso mapa de España en el suelo de azulejos valencianos para enseñar geografía a los niños.

Tras seis generaciones en la misma propiedad, hoy pretende
recuperar sus orígenes de jardín decimonónico e ilustrado.

imagen anillo casados

Celebra tu boda con nosotros

Da el “Sí Quiero” en Alquería del Pi

Las dependencias interiores, perfectamente condicionadas, propician un ambiente aco-
gedor y elegante, acorde con la atención de sus profesionales. Una inmejorable atención al cliente, el respeto a los valores históricos del enclave y la exquisitez gastronómica son la filosofía de trabajo.

La única Alquería para tu boda en la ciudad de Valencia.
Salones de boda con jardín en un entorno con extraordinarias vistas.