28 septiembre, 2019

Calzado cómodo que deberías llevar el día de tu boda

¿Ya has pensado qué calzado vas a llevar a tu boda? ¡Ten cuidado! Porque lo que parece muy hermoso a primera hora de la mañana puede ser una verdadera tortura según va avanzando el día. A la hora de ir de boda tenemos que procurar ir cómodos, no sólo con lo que llevamos sino, también, con el calzado que llevaremos puesto.

Cuando planificamos una boda tenemos que tener en cuenta todos los aspectos: Desde el número de invitados al menú pasando por la música y los horarios de cada una de las cosas que haremos, los complementos para que den buena suerte la novia... sin embargo, uno de los aspectos que más se suelen dejar de lado es el tema del calzado para bodas.

En general, tenemos la tendencia a pensar que el calzado para una boda tiene que ser simplemente un calzado elegante. Desde luego aquí se nos presenta un dilema muy importante: optamos por ponernos un calzado nuevo para una ocasión tan especial en la que solemos ir de estreno, u optamos por un calzado que ya nos hayamos puesto y sea cómodo.

Lo cierto es que dependerá de muchos factores. Por ejemplo, de dónde va a situarse la boda, o de qué posibilidades tenemos de cambiarnos el calzado a lo largo de la misma. Así, no será lo mismo el calzado que tenemos que llevar si vamos a hacer la boda en un parador en el que tenemos una habitación, que el calzado que tendríamos que llevar cuándo vamos a una finca alejada de nuestra habitación.

Varios calzados diferentes para tu boda

Cambiar varias veces de zapato durante el evento

En muchas culturas, a la hora de celebrar una boda, es frecuente que las mujeres cambian varias veces de vestido. No tenemos que tener miedo a la posibilidad de cambiar varias veces de calzado en una boda.

Desde luego, podemos comprar nuestro calzado de boda con cierta antelación, se irán acostumbrando los pies al calzado nuevo. Sin embargo, si éste no es el caso, lo más aconsejable es ir a la boda con varios pares de zapatos.

Así, podemos tener unos zapatos que sean bastante elegantes para hacer los momentos más solemnes de la boda. Es decir, las sesiones de fotos o el momento de ir al altar o de firmar el matrimonio civil en la Alquería.

De esta manera, podemos estar con ese tipo de calzado que nos pueda hacer algo de daño durante los momentos en los que más importante es estar impecable.

zapatos novia y novio

Bodas donde no termina la diversión

Pero tenemos que tener en cuenta que una boda no solamente son esos momentos. Sino que es una celebración que se extiende y prolonga durante varias horas.

Tanto es así, que en algunas bodas la comida acaba dejando paso a la propia cena. Por eso, en estas situaciones, nuestro consejo es que optes por la posibilidad de ponerte otro calzado en algún momento de la noche con el que se pueda estar más cómodo.

Para ello, puedes optar por dejar en el coche el calzado de repuesto, o acudir a la habitación del hotel si es que está cerca de donde estás. Cambiarse unos zapatos en una boda, es algo que no debería suponer ningún problema a nadie. Así que, no sacrifiques el buen gusto, pero tampoco renuncies a la comodidad en una jornada tan larga como una boda.

Qué zapatos llevar de repuesto

Planificar suele ser siempre la gran respuesta a todos los problemas que surgen a la hora de celebrar una boda. Por eso, nuestro consejo es que, tanto si vas a optar por llevar el mismo calzado que ya conoces como si vas a optar por uno nuevo, tengas en cuenta este aspecto a la hora de planificar tu boda con tiempo.

Solo así podrás evitar sorpresas desagradables, dolor en los pies u otro tipo de problemas. Así que ya lo sabes, a la hora de casarte, que ningún zapato te pare los pies 😉

 

 

 

 

Comparte este artículo

La única Alquería para tu boda en la ciudad de Valencia.
Salones de boda con jardín en un entorno con extraordinarias vistas.